Adiós al showman de los tiradores que dieron la vuelta al mundo

El hombre con gruesos lentes y tiradores junto al micrófono con forma de tubo entrevistando a figuras en un programa tipo talk show (intercalando la conversación con llamados del público) fue una imagen que desde Norteamérica -a partir de 1985 con su irrupción en la cadena CNN- recorrió todo el planeta.

Larry King (1933-2021) fue el protagonista de ese fenómeno, una vida matizada con ingredientes dulces y amargos; que pasó por varios oficios desde limpiar las instalaciones de una emisora de radio hasta conducir un espacio, y luego alcanzar la cúspide en televisión coincidiendo con la era de la globalización del espectáculo, cuestión de la que de alguna manera terminó siendo víctima.

Pudo estar cara a cara con figuras extraordinarias del canto y la actuación (Frank Sinatra, Barbra Striesand, Clint Eastwood, Marlon Brando, Tom Hanks); del deporte (Mike Tyson, Michael Jordan, Hank Aron legendario beisbolista, luchador por los derechos civiles que paradojicamente falleció el día anterior a Larry King también por Covid 19); y de la política (todos los presidentes norteamericanos desde Gerald Ford, Margarteh Thatcher, Vladimir Putin, etc).

King basó su éxito en un estilo caracterizado -tal como subrayaba el animador e influencer Ismael Cala– en “el arte de saber escuchar”.

Enseñanzas por el estilo

Esto último se podía condensar en el aserto que King solía utilizar: “Hablando nunca aprendí nada“, y continuaba expresando: “Creo que a la gente le gusta mi show porque soy una persona franca, directa, pregunto con imparcialidad y trato que mis invitados se distiendan; lo importante es lo que ellos tienen para decir, no lo que yo digo”.

Otros consejos que daba a los estudiantes de comunicación: “Hay que crear un clima de confianza; alguna vez Sinatra me dijo: “Usted hace desaparecer el micrófono y la cámara”.

Y rondando sobre su preformance, apuntaba:”Cuando me preguntan si hay secretos, respondo ninguno salvo ser uno mismo. Tomo algo de información y la almaceno en la cabeza. Hago preguntas cortas, no uso la palabra yo. Me encanta lo que hago; si eres curioso tienes que ser un buen escucha”.

Seguía King: “Hacer las preguntas de la calle, ¿porqué cada persona hace lo que hace? encontrar las motivaciones de cada uno”.

El personaje evocado en esta nota recomendaba no juzgar aún cuando uno esté ante las peores personas del mundo. “Yo a Bin Laden no le preguntaría por los atentados sino . Ud fue parte de una de las familias más ricas del Oriente Medio Porqué eligió vivir así”.

En una entrevista con el diario La Nación del año 95, recordó que uno de los momentos más difíciles lo tuvo con Robert Mitchum que solo contestaba con sí o no; entonces le pregunté que había almorzado ese día”… Y un momento pintoresco fue cuando se saludaron con un beso con Marlos Brando; o entre gritos y risas se divirtió charlando con Madonna.

“Amo lo que hago y la industria del entretenimiento. Pienso que hay una voz interior pero tengo que romper las reglas. En el estudio de radio había una frase que decía: “en caso de duda, no lo digas”. pero yo confío en el momento en mis instintos”, le agregaba a Cala cuando éste lo fue a ver a Beverly Hills.

Marcelo Stiletano, autor del articulo citado de La Nación, hace unos días lo describió así: “King no tenía los atributos del columnista o del opinador. Sus juicios de valor aparecían siempre encerrados y expuestos en cada pregunta”. Asimismo recordó que el personaje “se destacaba también por su postura, su manera tan particular de hablar firme, estentórea y precisa”.

Sube y baja

Larry King nació en 1933 en Brooklin como Lawrence Harvey Ziegler; hijo de una pareja de judios ortodoxos (el padre dueño de un lugar para comer y la madre costurera) llegados a EEUU desde Europa Oriental; tras la muerte de su papá cuando tenía 9 años tuvo que dejar la escuela pública para trabajar y ayudar a su familia.

En Miami hizo de todo, en un restaurant entrevistaba a clientes u hombres de negocios; en una radio desempeñó desde tareas de limpieza hasta que llegó a hacer notas de color sobre fútbol americano y después entrevistas hasta que en 1985 llegó a la CNN y su estilo fue un boom; pero a la vez desde comienzos de ese siglo se fue haciendo más común, y su mensaje de alguna manera resultaba demasiado moderado en una sociedad que se fue polarizando cada vez más.

Todo ello derivó en que en el 2010 tuviera que dejar la cadena televisiva para recalar de la mano de Slim en medios digitales; una cadena de origen ruso e instaló con más bajo perfil su propia productora.

Pero el año pasado estallaron dolorosas cuestiones personales como el fallecimiento de dos hijos (Andy y Chaia de 65 y 52 años), una separación complicada con la cantante Shaw Southwick (se casó siete veces); y complicados problemas de salud hasta su fallecimiento el reciente 23 de enero por coronavirus, aunque previamente afectado con el correr del tiempo por diabetes, cáncer pulmonar y un derrame cerebral.

Cuando Cala le consultó sobre como empezó a utilizar los famosos tiradores, King respondió:”Me los probé después de una cirugía al corazón. la gente llamó y decía que le gustaba, que daba un aspecto refrescante. Son una especie de marca registrada. Tengo más de un centenar, muchos enviados por mis espectadores”.

Parelelos: Aunque con diferencias, Larry King tuvo sus émulos en la región. Salvando las diferentes estructurales y características, el peruano Hugo Guerrero Marthineitz hizo en la TV argentina a mediados de los 80 A Solas con un entrevistado en tono intimista, con el que se sacaba chispas a veces y llamados de la audiencia. El programa comenzaba y terminaba de modo original con la imagen difuminada en la pantalla.

Otro peruano, Jaime Bayly llegó a la Argentina en los 90 con un ciclo de la CBS, aunque el conductor era más protagonista. Una nota que este cronista hizo sobre Bayly en el diario “Río Negro” la titulo. Bayly: “El Larry King Norteamericano”.

El nombre Larry King evoca tal vez como ninguno la etapa del esplendor del cable y lo agridulce del inexorable paso del tiempo.

King entrevistó a todos los presidentes de EEUU desde Ford; aquí con Barack Obama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .